Leonardo

Él ya no está entre nosotros.

Antes de acabar convertido en cenizas me encargó que os dijera una cuantas cosas.

Le gustaría que las cosas fueran distintas en su última residencia, el Centro Zoosanitario de Almería (la perrrera, vamos).

Que hubiese más interés en convertirlo en un centro de adopciones eficiente.

Unos amigos han escrito al Alcalde exponiendo los problemas que le hubiese gustado que se solucionasen antes de ser sacrificado.

También han convocado unas movilizaciones por si se diese el caso de que las mejoras propuestas no se llevasen a cabo o se demorasen hasta vete a saber cuando.

El sábado 1 de marzo de 2008 quieren hacer una sentada/vigilia a partir de las 10 de la noche en las explanadas laterales de la perrera de Almería (Avenida de Cabo de Gata frente a la gasolinera que hay junto a la desembocadura del río) y el martes 4 de marzoa las 11 de la mañana un paseo con sus mascotas en los alrededores del despacho del Sr. Alcalde de Almería (antiguo preventorio, frente a la Estación de autobuses/trenes).

Los motivos de estas movilizaciones son los que se exponen en el siguiente escrito remitido al Sr. Alcalde:

“Estimado Sr. Alcalde:

En primer lugar queremos denunciar la situación de seguridad en deterioro que existe en el Centro Zoosanitario de Almería.
La pésima situación en cuanto a la seguridad que padece el Centro, hace que en los úlimos meses se hayan generalizado incursiones nocturnas en el recinto para robar algunos ejemplares de perros bajo custodia muncipal. Presumiblemente se producen saltando las vallas en pésimo estado de conservación, cuyas alambradas ceden fácilmente.

Existe el riego cierto de que un perro que se haya perdido, cuyo propietario no pueda ir a recogerlo hasta el día siguiente, se encuentre con la desaparición de su mascota (que suele ser considerado un miembro más de la familia) mientras estaba bajo custodia muncipal. Algo que sería impensable en el caso, por ejemplo, de ser su coche el retirado por los servicios municipales.

Animales que han sido recogidos por abandono o maltrato, pueden volver a ser objeto de estas prácticas.

Estos robos trístemente repetidos, a los que no se pone remedio, en todo caso se sacrifican rápidamente a los perros (especialmente los de raza, principal objeto de los robos) para que no puedan ser sustraidos, ha degenerado en entradas nocturnas al recinto con intenciones vandálicas, como la última producida en la que se abrieron todas las puertas de las jaulas, con el reusltado de animales muertos y heridos.

Estas situaciones no solo ponen en riesgo la seguriad de los animales bajo custodia muncipal, sino también de las personas que entran en las dependencias con nocturnidad, en un posible accidente durante el asalto.

Por tanto el sacrificio de animales no se produce únicamente por su situación sanitaria.

Otro motivo de los sacrificios es la escasez de plazas en el recinto para el número de abandonos que se producen. Hay que hacer sitio para las nuevas entradas y ello acarrea el sacrificio de animales perfectamente sanos.

Y el estado de salud de muchos animales puede deteriorarse como consecuencia de su estancia en el Centro, pues a pesar del esmero en su cuidado por parte de los trabajadores y una buena limpieza de unas instalaciones moderadamente aceptables, sobre todo los perros, necesitan otra serie de cuidados que no se aplican, como sería paseos fuera de las jaulas, limpieza de los propios perros (para lo cual podrían establecerse campañas adecuadas de voluntariado), mejora de la situación de los lactantes y demás cachorros (que padecen frío y son diezmados por la parvovirosis).

Por tanto, muchos perros perfectamente adoptables y con buen estado de salud son sacrificados sin haberles dado realmente una oportunidad (difícilmente se aguantan más de 2 meses en el Centro).

El escaso periodo de tiempo que permanecen en espera de adopción hace poco operativo el instrumento de la página web para dicho fin. Asi, a día de hoy, prácticamente la totalidad de los perros ofertados por dicha vía ya no se encuentran en el Centro Zoosanitario para ser adoptados. Los menos, más afortunados, ya han sido adoptados. Los demás son cenizas.

Por otro lado, en las cesiones de animales para su adopción se incumplen tanto la Ordenanza Municipal sobre Animales Domésticos como la Ley de Protección de Animales de la Comunidad Autónoma, ya que no se entragan esterilizados, siendo mejorable la desparasitación externa y la vacunación.

Otro incumplimiento de la normativa vigente se produce al no denunciar a los propietarios de animales abandonados para proceder a la sanción de dicha conducta, de manera que por esta vía se llegase a la concienciación ciudadana para la adquisición de mascotas responsablemente.

Informalmente diversas personas han tratado hacer llegar esta situación al Excmo. Ayuntamiento, sin ningún resultado, nada más que lamentaciones presupuestarias o promesas incumplidas.

Por todo lo expuesto, le rogamos que impulse las medidas pertinentes para la solución de la problemática referida.

En concreto:

– Con carácter urgente, el establecimiento de medidas de seguridad en el Centro Zoosanitario para evitar los asaltos y robo de animales (mejora del vallado, sistema de alarma, cámara de video, vigilancia permanente, según estime conveniente).

 

– Aumento del apoyo logístico al Centro Zoosanitario, con más recursos, para que pueda mejorarse la situación de los animales. Aumento de la capacidad del Centro.

– Mejora de la gestión de la página web de adopciones y realización de campañas más amplias y profesionales para la difusión de esta posibilidad entre la ciudadanía.

– Cumplimiento de la legislación vigente.

 

– Más a largo plazo, dado que la zona donde actualmente se ubica el Centro Zoosanitario será objeto de remodelación urbanística, y será preciso la construcción de uno nuevo, sería deseable la elección de una ubicación adecuada, al amparo de la humedad y vientos que sufren actualmente los animales, con instalaciones amplias y bien equipadas que eviten los problemas expuestos.

-También lamentamos que la recogida de gatos que se viene produciendo en los últimos días por los alrededores de la Plaza del Mercado acaben con el sacrificio de gran número de ellos (los no mansos), planteando como alternativa la esterilización de todos ellos para su posterior reubicación en colonias situadas en lugares donde no molesten a los vecinos, ya que los gatos pueden ser de gran utilidad para el control de poblaciones de ratas y cucarachas, tal como se hace en otras ciudades.

Agradecidos por la atención prestada, y seguros de que la sensibilidad de nuestros gobernantes (consecuente con la de la mayoría de los ciudadanos) va encaminada a la solución de los problemas expuestos, esperamos por parte de esa Alcaldía una pronta y satisfactoria respuesta a las referidas demandas, para lo cual nos ponemos a su disposición por si quisiera mantener una entrevista para tratar estos temas.

Reciba un cordial saludo.”

 

Anuncios