Desde hace unos meses está funcionando la Plataforma de Amigos de los Animales de Almería, que integra a la casi totalidad de asociaciones que promueven el bienestar animal de la provincia de Almería. Concretamente forman parte de ella la asociación Alondra de Dupont, la Protectora de Roquetas de Mar, Vícar y La Mojonera, SOS Pechina, Almería Defensa Animal, el Colectivo Andaluz Contra el Maltrato Animal, Paws-Patas, La Reunión Almeriense de Tutela Animal, el Colectivo Antitaurino de Vícar, Ecologistas en Acción y diversas personas preocupadas por la situaciones de maltrato animal que se producen con demasiada frecuencia.

La Plataforma pretende ser un punto de encuentro de los distintos colectivos que comparten esa preocupación y tienen interés en proteger los derechos de los animales, para que a través de la unión aumentar su fuerza a la hora de desarrollar actividades de concienciación ciudadana y de presión ante las administraciones públicas para que se impliquen en la mejora de la situación actual.

El pasado día 5 de julio su Junta Directiva y una amplia representación de sus miembros realizaron una visita a las instalaciones que uno de sus integrantes, SOS Pechina, tiene en dicha localidad, dedicadas al alojamiento de animales a los que presta auxilio, tras ser recogidos de la calle, muchas veces con graves heridas e infectados de parásitos, ser dejados allí por sus propietarios por no poder atenderlos o bien son acogidos en colaboración con las autoridades tras serle retirada la custodia a sus propietarios por orden gubernativa o judicial.

Los miembros de la Plataforma de Amigos de los Animales quisieron expresar su apoyo a la labor que SOS Pechina realiza desde hace más de 10 años. Para el desarrollo de su labor SOS Pechina cuenta con 7 trabajadores para unas instalaciones de 30.000 m2, que actualmente alojan a unos 400 perros, 30 gatos y 13 equinos. Tiene convenios de colaboración para la recogida de animales abandonados, evitando su sacrificio, con la Diputación Provincial de Almería (para municipios de menos de 5.000 habitantes), con los Ayuntamientos de Albox, Huercal de Almería, El Ejido, Berja y Cuevas del Almanzora, y está desarrollando conversaciones con otros cuantos para hacerse cargo de este servicio.

El serio problema del abandono animal, que afecta sobre todo a gatos y perros cuando se convierten en un engorro para los propietarios de mascotas, o no cumplen las expectativas de rendimiento que depositan en ellos pastores y cazadores, es uno de los temas sobre los que se trabaja desde la Plataforma. Los animales abandonados sufren todo tipo de penurias en la calle, sometidos a las inclemencias meteorológicas, a la falta de alimento, sin cuidados sanitarios, sufriendo actos vandálicos de desaprensivos y muriendo de forma indigna, la mayoría de las veces víctimas de atropellos en las carreteras.

No solo no se sanciona el abandono animal desde la Administración, como establece la Ley de Protección Animal (la Plataforma pide una respuesta contundente), sino que llega a darse el caso de buscar una solución por la vía rápida eliminando a tiros a los perros que se internan en espacios naturales protegidos o en cotos de caza, previa autorización de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, incumpliendo la normativa de la propia Junta que exige que los perros sean identificados, buscados sus propietarios (ya que puede tratarse de perros perdidos) y si en última instancia van a ser sacrificados, lo haga un veterinario de manera indolora.

Esta práctica ha ocasionado poner en peligro la vida de Esther cuando hacía footing con su perro Golfo en las cercanías de su domicilio, en el Paraje de Puntas Entinas, y fue abatido a tiros por un empleado de la Consejería de Medio Ambiente. Ante estos hechos, la Plataforma de Amigos de los Animales está presentando peticiones ante los Ayuntamiento en cuyos términos municipales se lleva a cabo este exterminio para que aprueben mociones de condena.

Desde la Plataforma también se trabaja actualmente en la elaboración de una serie de proyectos para evitar el sacrificio de animales recogidos de la calle y aptos para para ofertar su adopción, que serán presentados ante los Ayuntamientos de la provincia que aún ejercen esta práctica (Almería, Roquetas de Mar y Pulpí).

Anuncios